“Las cosas se complican si sufrimos un accidente y el vehículo culpable se da a la fuga. Si no logramos identificarlo, el CCS se hace responsable solo por los daños a las personas. En casos muy graves —muerte, incapacidad permanente o temporal que requiera más de siete días de hospitalización—, indemnizará también por los eventuales perjuicios al coche u otros bienes, pero fija una franquicia de 500 euros, es decir que si los percances son por un importe inferior a esta cuantía tendremos que pagarlos de nuestro bolsillo.

“Debemos por lo menos intentar apuntar la matrícula. Si el conductor se da a la fuga y no tenemos sus datos es un problema serio”

Interesante noticia de El Pais 21/08/2015

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. ACEPTAR

Aviso de cookies
×